Pruebas

Renault Megane 1.5 dCi 110 CV, 6 Vel., Zen: Un compacto con mucha personalidad y tecnología

La cuarta generación del Renault Megane está pisando fuerte en el mercado automovilístico, presentado en 2015 en el salón de Frankfurt, es 1 de los 10 coches más vendidos en España, lo que significa que ha obteniendo muy buena acogida por parte del público y, no es de extrañar, debido a que el Megane está más atractivo que nunca, además de tratarse de un producto “made in Spain”, concretamente en la fábrica de Palencia.

Su precio de partida es de 19.000€ resultando un factor afable y competitivo, junto con las calidades mejoradas notablemente en el interior respecto a la generación anterior. Las mecánicas del Renault Megane son amplias y permiten acertar a nuestras peticiones. En total existen 7 motorizaciones, que van desde los 90Cv hasta los 205 CV con cajas de cambios manuales o automáticas, dependiendo de la mecánica escogida.

Agradezco a la concesión Renault Ibericar Fórmula – Algeciras de haber colaborado con ADN Motor.es para poderos mostrar cada uno de los aspectos que nos trae la 4º generación del Renault Megane.

 

Diseño Exterior

Parte Delantera

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (41).jpg

Nada más ver su frontal se observa como el diseño del Mégane deriva de la berlina de la misma casa francesa, el Talismán, del cual han seguido la misma línea de diseño utilizada para la creación del deportivo de competición Renault Sport R.S. 01, un vehículo que ha sido fabricado solo para participar en la Renault Sport Trophy, aunque tiempo después también se ha utilizado para competir en la GT3. Este vehículo no ha sido llevado a la cadena de producción para su producción en serie, y la verdad es que no lo comprendo, porque su diseño está mejor resuelto que deportivos que se venden en el mercado, aparte de resultar muy llamativo y tener mucha personalidad por lo que Renault debería de haberse planteado hacer una serie limitada de este precioso superdeportivo.

Las luces diurnas LED en forma de “C” le proporcionan una imagen distinguida del resto de los competidores, aparte de favorecerle con una visión deportiva sin necesidad de añadirle un pack Sport.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (55).jpg

Se puede observar como han hecho un frontal muy resuelto y elegante, las ópticas, en las que se encuentran las luces de cruce y carretera, dan continuidad a la parrilla la cual sostiene el enorme Rombo haciendo honor a más de 115 años de historia del automóvil francés gracias a su fundador Louis Renault, mientras que en las dos cavidades que se encuentran en cada lado de las entradas de aire central, se instalan las luces de indicación y antiniebla.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (8).jpg

Observación: La alianza de Renault-Mercedes Benz, junto con Nissan, está favoreciendo enormemente a Renault, ya que los interiores del Mégane y el aspecto externo está encaminado a considerarse un vehículo más Premium que Generalista, siendo digno de admirar como la unión de estas tres marcas, como alianza, pueden hacer unos productos tan redondos para los clientes que los demandan.

Llantas y Neumáticos

Las llantas Silverline de 16” vienen de serie en el paquete ZEN, las cuales calzaban en la version de prueba unos neumaticos con las siguientes medidas:

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (9).jpg

  • Silverline: 205/55 R16. Con código de velocidad V (hasta 240km/h máx.) y de carga 91 (hasta 800kg de peso máx. / por neumático).

Parte Posterior

El responsable de su diseño fue el actual diseñador jefe de Renault, Laurens Van den Acker. el cual ha realizado un gran trabajo y con el que Renault tiene que sentirse orgullosa, ya que desde que entro en el mercado el primer Megane, me atrevería a decir que es el más bonito estéticamente de todas sus generaciones, tanto del exterior como del interior, y probablemente no me equivoque

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (48).jpg

La línea que comienza por el frontal recorre todo su lateral desembocando en el pilar C con un ensanchamiento de la parte trasera, proporcionándole unas hombreras para que su aspecto sea más musculoso, las cuales sostienen los pilotos traseros alargados, muy distintivas, que recorren casi todo el portón y proporcionan una gran visibilidad en la noche, ya que queda totalmente iluminada.

 

Diseño Interior

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (35).jpg

Los niveles de equipamiento del nuevo Megane se fragmentan en 6 opciones, ordenándose de menor a mayor nivel de equipamiento y por diferencia de precio (Cogiendo como base la mecánica utilizada en la prueba, 1.5 dCi de 110 CV, y teniendo como referencia los precios en el configurador de la página oficial de Renault):

Life: – €. (Viene predeterminado con la versión de acceso a la gama Renault, pero no es una opción para la versión que hemos probado, ya que la que viene predeterminada para esta, se le suma mayor equipamiento. Los elementos que lleva de serie esta versión no son pocos como podemos comprobar a continuación: aire acondicionado, programador de velocidad, retrovisores con ajuste eléctrico y la radio con USB y Bluetooth).

Tech Road: 0 €. (Este nivel de equipamiento va incluido con la mecánica probada, pero no es el que monta nuestra unidad. Como elementos destacables de este paquete de equipamiento son: volante en piel, cuadro de instrumentos con Head Up Display, R-Link 2 con pantalla de 7” pulgadas, sensor trasero de aparcamiento y climatizador bizona).

*Partiendo del nivel de equipamiento “Tech Road”, se le sumará a nuestro presupuesto de 18.657,24 € las siguientes cifras para optar a los packs con mayor equipamiento.

Zen: + 1236,9 €. (Este es el pack que monta nuestra unidad, como elementos destacables en este nivel de equipamiento se encuentra: el sistema de navegación en R-Link 2 y Renault Multi-Sense (Diferentes modos de conducción y sistema de iluminación ambiental del habitáculo), alerta de exceso de velocidad con reconocimiento las señales de tráfico y salidas de aire para los pasajeros traseros).

GT-Line: + 2194,5 €. (Como elementos más preciados en este nivel de equipamiento son: Parachoques más dinámicos con un aire más deportivo (Suprimen los faros anti-niebla), asientos más deportivos y llantas de 17 pulgadas).

Bose: + 2194,5 €. (Como elementos más preciados en este nivel de equipamiento son: Tapicería exclusiva, R-Link 2 en 8,7” pulgadas, sistema de sonido Bose y asiento del conductro con masaje y ayuda al aparcamiento, con cámara trasera).

GT: – €. (Viene predeterminada solo para las versiones más potente de la gama Renault como son el 1.5 Dci de 165CV y TCe de 205, no seleccionable en las mecánicas más bajas).

Plazas Delantera

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (70).jpg

El interior está mejor rematado que en la anterior generación, y resulta muy innovador, con un aire fresco y actual. También mejora la sensación de calidad gracias al empleo de plásticos blandos, materiales suaves al tacto y detalles cromados que se asemejan al aluminio creando un muy buen ambiente dentro del Megane.

El volante en cuero, con un diseño perfecto además de añadirle un corte deportivo, es muy confortable al tacto. En el fondo nos encontramos con la pantalla TFT que sustituye al cuadro de instrumentos analógico convencional, además de poderse cambiar la interfaz dependiendo de los modos de conducción que escojamos con la opción Multi-Sense. Aunque no lo sustituyen completamente ya que, a los laterales de esta, se encuentran de manera analógica los indicadores de temperatura y el nivel de combustible.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (27).jpg

El salpicadero es de tacto acolchado, notándose una mejora de la calidad en los materiales empleados. En la parte central está el equipo multimedia R-link 2 de 7” pulgadas, el sistema multimedia resulta muy atractiva con las numerosas funciones que ofrece, además de ser fácil de manejar y con el que no nos cuesta mucho tiempo adaptarnos a ella, ya que su manejar puede ser de forma táctil o mediante los botones situados en la parte inferior de esta. A pesar de no equipar el R-Link 2 de 8,7” pulgadas de diámetro, esta nos resulta suficientemente buena.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (26).jpg

Observación: La pantalla ofrece un botón, al lado de la misma, para apagar la pantalla en caso de que por la noche nos deslumbre o pueda llegar a molestarnos, resultando un detalle muy práctico.

En la parte inferior de los botones, que también permiten manejar al sistema multimedia, se encuentran los mandos del climatizador bizona, además de encontrarse el botón para Activar/Desactivar el modo eco y la Activación/Desactivación de la función «Stop and Start», en este lugar también vendrían los botones de asientos calefactables y ayuda al aparcamiento en caso de solicitar estas opciones.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (30).jpg

Por último, en el hueco que queda próximo a esta, existen 2 puertos USB multimedia que servirán para cargar el móvil, escuchar la música de nuestro dispositivo móvil, así como poder visualizar las fotos en la pantalla multimedia, una toma Auxiliar y otra de 12 voltios.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (25).jpg

En la consola central, aparte de encontrarnos con el freno de estacionamiento eléctrico y el limitarlo la velocidad de crucero, existe con un botón que sirve para seleccionar los modos de conducción que ofrece el sistema Multi-Sense. Hay 5 modos en total:

  • Eco: En caso de que nos guste jugar con el consumo y deseemos a provechar cada litro de combustible te encantará este modo, te informa cuando tienes que cambiar de marcha e intentara corregirte para que realizar una conducción eficiente, el color que adoptan los paneles de las puertas y la consola central es el verde (en el Mégane GT no existe el modo Eco).
  • Comfort: En caso de las versiones más potentes en ambas variantes, gasolina y diésel, las cuales equipan la opción 4 control y consigo la suspensión adaptativa que se autorregula para absorber la mayor cantidad posible de impactos contra el suelo. Mientras que en el resto de las versiones solo notaremos un cambio en la dirección más suave, ideal para autovía y autopista, con una sensación de mayor seguridad y confort, dándonos la luz ambiental cambia un tono azul.
  • Neutral: El modo Neutro es el intermedio entre todos estos, es como si estuviera desenchufado todas las opciones del Multi-Sense, el color de esta opción es amarillo.
  • Sport: Lo primero que notaremos será un sonido del motor más deportivo, junto con una dirección más dura y rápida en el giro, uniéndose a una iluminación ambiental de color rojo. En el caso de las versiones más potentes, notarán un mayor cambio, ya que también entran en juego la suspensión y caja EDC para simular una conducción Racing.
  • Personal: Podemos escoger lo que más nos guste de cada modo, permitiendo cambiar el ajuste de elementos de forma independiente, eligiendo los reglajes de la mecánica del coche según nuestros gustos más particulares.

Asiento

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (18).jpg

Los asientos resultan cómodos, comparten estructura con el Talisman y Espace, con una tapicería de serie compuesta por tejido y terciopelo negro resultan agradables al tacto, además de tener una sujeción lumbar bastante buena. Con esta versión, también podemos optar por una tapicería de cuero mixta con polipiel (TEC) añadiéndole los 1300€ que cuesta esta opción.

Observación: Según Renault, los asientos han sido el plato fuerte donde Renault ha jugado para reducir el peso del Megane y en el resto de la gama Renault. Como opción los asientos del Megane pueden pedirse para que ofrezca un masaje al conductor, pero solo con el nivel de equipamiento opción.

Panel de la puerta

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (64).jpg

El panel de la puerta destaca por mostrar una línea LED de diferentes tonalidades de color según vayamos seleccionándolo en la pantalla multimedia o con el botón “Multi Sense” situado en la consola central, cuyas luces ambientales resultan muy agradables en la noche cuando realmente se aprecia este elemento del equipamiento. Por otro lado, posee un hueco considerable para guardar cualquier objeto en el parte baja del panel. También comentar que ha mejorado el tacto de la maneta de apertura.

Plazas traseras

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (68).jpg

Los 6,5 centímetros que crece el Megane, consiguiendo una batalla más larga le permite, aparte de mejorar su comportamiento en curva, favorecer al espacio de las plazas traseras, las cuales han ganado en amplitud y en comodidad, notándose bastante más desahogadas, aunque la altura al techo resulta casi justa ya que me faltan entre 2 y 3 centímetros para rozar el techo, teniendo en cuenta que mido 1,87 metros. Como detalle importante, tengo que decir que a partir del pack de equipamiento Zen se instalan las salidas de aire para los pasajeros traseros, resultando una opción a tener en cuenta y a valorar, además de una toma de 12 voltios situada debajo de estas.

Maletero

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (36).jpg

El maletero cuenta con una mejor boca de carga y tiene 384 litros de capacidad lo que significa que posee 12 litros más de los que ostentaba el anterior Megane por lo que se sitúa en la media del segmento.

Esta unidad posee rueda de repuesto, pero no es de serie, la cual está valorada en 100 €, sino la deseamos tendremos un kit de reparación de pinchazos, que este si es de serie.

 

Experiencia de conducción

La prueba del Renault Megane se desarrolló, mayoritariamente, por carretera, concretamente en autovías, siendo el tramo recorrido desde la concesión situada en Algeciras hasta la provincia de Málaga, lo que supone unos 140 kilómetros de ida y otros 140 de vuelta, lo que sumarian aproximadamente los 300 kilómetros que nos han servido para saborear cómo se maneja el Megane 1.5 dCi de 110 caballos, con caja de cambios manual de 6 velocidades y con el nivel de equipamiento Zen.

Nuestra primera impresión resulta bastante buena, percibiéndose un avance en Renault bastante grande tanto en tecnología y calidad, nada más entregarnos las “llaves”, lo pongo entre comillas porque se trata de una tarjeta, no como las de las anteriores generaciones que montaba Renault tenido que ser introducidas en una ranura que se encontraba en la parte de la consola central, que Renault la denomina Tarjeta “Manos libres” debido a que no necesitaremos pulsar el botón de desbloqueo para abrir las puertas, sino que simplemente llevándola en el bolsillo, el Megane quedara desbloqueado, al igual que cuando nos marchas seguirá el mismo proceso bloqueando el vehículo. ¿Cómo arrancamos el Megane? Muy sencillo, llevando la tarjeta en el bolsillo o bolso, solo tenemos que pulsar el freno y a la vez pulsar el botón de “Start Stop” para que el Megane arranque, así de sencillo se las arregla el Megane para proporcionarnos una mayor facilidad al acceso y comenzar nuestra marcha rápidamente.

Una vez puestos en marcha comprobamos que el Megane ha cambiado notablemente para mejor, detalles como el volante, salpicadero y la tecnología con las nuevas pantallas, en el cuadro de instrumentos como para la pantalla multimedia monta el Megane le otorgan un atractivo habitáculo con el que nos sorprende con las luces en los paneles de las puertas y consola central. La posición del pomo de la caja de cambios resulta perfecta, algo elevado y muy a mano con unos recorridos algo largos con los que no tenemos problemas en conocer las marchas engranadas. Su sistema de iluminación en esta unidad es de faros Bi-Xenon con Activación/Desactivación de luces automáticas en las luces de carretera, y la verdad es que el sistema funcionó a la perfección, aparte de iluminar satisfactoriamente.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (75).jpg

Observación: El asesor comercial, nos comenta que lo que más nos gustaría sería el sistema Multi-Sense y el regulador de velocidad adaptativo, y no se equivocó, el sistema de velocidad está muy bien cuando se tratan de grandes viajes por autovía o autopistas en las que no hay demasiada circulación, permitiéndonos descansar el pie y estar pendientes únicamente de la calzada, ya que también gracias a las cámaras de detección que posee el Megane guarda la distancia de frenado, acelerando y desacelerando cuando se llega a la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede.

Durante los primeros 75 kilómetros recorridos, quedo encantado con el Megane, la suspensión trabaja muy cómodamente absorbiendo notablemente las irregularidades de la calzada, además de no derivar en una sensación de balanceos, sino todo al contrario el Megane ofrece una experiencia de agilidad y sujeción más que correctas. El volante, con el sistema Multi-Sense en modo Comfort, se mueve muy suavemente resultando preciso, cómodo y dinámica ante el trazado de curvas y maniobras para aparcar.

El motor 1.5 dCi 110 CV responde alegremente a las peticiones demandas por el usuario, aunque si estamos subiendo alguna cuesta y vamos por debajo de las 1600-1700 rpm le costará subir de vueltas, por ello en el cuadro de instrumentos nos informará cuando tenemos que bajar de marcha, con lo que el problema se soluciona rápida y eficazmente, aparte de ello su aceleración resulta muy satisfactoria hasta llegar a las 5000 rpm. Su sonido tanto en ralentí como en carretera no resulta muy sonoro y las vibraciones que transmiten al habitáculo son casi imperceptibles, además de contar con una buena capacidad de asilamiento externo.

Una vez que ya hemos probado el vehículo durante aproximadamente 100 kilómetros, abandonamos la autovía para probar el modo “Sport” en una carretera secundaria. Nada más poner la modalidad Sport el sistema de iluminación ambiental cambia de color azul a rojo y el cuadro de instrumentos adopta otra interfaz más deportiva. Esta modalidad permite hacer que el comportamiento del vehículo cambie completamente, donde notaremos que el sonido del motor será más grave, la dirección se notará más precisa, además en caso de que tengamos la caja de cambios automática se apreciará como apurará más cada marcha, y el climatizador actuará en consonancia con la opción escogida. La sensación que trasmite en la carretera es de mayor agilidad en curva, mayor elasticidad del motor, junto con una mayor rapidez en la subida de vueltas, ya que el pedal del acelerador será más sensible a nuestras peticiones, por lo que resulta un modo muy interesante para cuando queramos experimentar una conducción diferente y más deportiva.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (1).jpg

Una vez situados en Málaga, paramos para descansar y debatimos los puntos fuertes y débiles de este Megane. Claramente, las cosas buenas superaban a las malas, pero si tuviésemos que destacar algunas de ellas son:

Lo que más nos gustó:

  • Diseño.
  • Tecnológico y Agilidad.
  • Motor eficiente y con gran empuje, a pesar de sus únicos 110 CV.

Lo que menos nos gustó:

  • Asientos delanteros: Me explico, al final del trayecto de los primeros 140 km y del mismo modo a la vuelta para devolver el Megane, tanto yo como mi compañero de viaje, notamos un leve dolor en la zona inferior de la columna vertebral, siendo más concreto en la zona lumbar, aunque pasado unos 15 minutos se nos pasó, quizás no nos acostumbrásemos a los asientos en este intervalo de tiempo. A pesar de ello, durante todo el trayecto no notamos ninguna irregularidad, al contrario, estábamos muy cómodos y agarraban en curva.

Finalmente, a la vuelta también probamos el modo Eco, con lo que se notaba un ligero descenso en el rendimiento, aunque, estaba muy bien porque daba pautas para reducir el consumo, notificándonos la información en la pantalla central. Su consumo al final del camino se colocó con 4,5 l/100 km, por lo que no está nada mal, siendo la cifra de un consumo mixto.

Especificaciones Técnicas

Medidas

La 4ª generación del Megane ha sido montada en la nueva plataforma modular CMF-CD que compartida en la alianza Renault-Nissan, esta también sostiene a los modelos Kadjar, Espace V, Talismán Scénic IV, Koleos II, además de los Nissan Pulsar, X-Trail y Qashqai, lo que significa una mayor calidad en la fabricación en los Renault debido a la estandarización del proceso de fabricación que ofrece la economía de escala. El Megane de 4º generación posee una mayor longitud, con 6 centímetros más, de los cuales 3 centímetros corresponden al crecimiento de su batalla.

Las medidas que posee son:

Caja de cambios

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (29).jpg

Las cajas de cambios que brinda el francés pueden ser manual de 6 velocidades o elegir como opción la trasmisión automática de doble embrague denominada EDC de 6 y 7 relaciones, a excepción de las mecánicas más pequeñas tanto para gasolina, 1.2 TCe de 100 CV, como para el diésel 1.5 dCi 90 CV con las que solo se podrán escoger la opción manual de 6 velocidades.

La caja de cambios EDC posee dos funciones:

  • Multi Change Down: para bajar varias marchas de golpe en una reducción, o como y ya lo conocemos el denominado “Kick Down”.
  • Launch Control: Permitiendo realizar salidas más rápidas desde parado.

Las cajas de cambios automáticas EDC de 6 relaciones con levas de aluminio tras el volante viene de serie en la versión más potente diésel, 1.5 dCi de 165 CV, mientras que solo estará como opción en la versión de 1.5 dCi de 110 CV y no en la 130 CV.

Las cajas de cambios automáticas EDC de 7 relaciones viene de serie en la versión más potente de gasolina, 1.6 GT de 205 CV, mientras que en la versión de TCe de 130 CV será una opción.¿Qué es el cambio DSG de doble embrague? Funcionamiento, historia y evolución

Tracción y Frenos

La tracción en el Megane es siempre en las ruedas delanteras, y como factor relevante en las mecánicas más potentes diésel y gasolina, que solo se ofertan con el pack GT, cuentan con el sistema de cuatro ruedas directrices denominado 4Control, una característica que ya conocíamos de otros modelos de Renault como el Talismán o la Espace, permitiendo que su radio de giro sea mucho mayor, facilitándonos las maniobras y obteniendo agilidad en los lugares estrechos y angostos.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (46).jpg

Los frenos del Megane varían en diámetro dependiendo de la versión que escojamos, nuestra unidad montaba unos frenos de disco ventilados delante de 280 mm y otros de disco solido de 260 mm en el eje trasero.

Suspensión

La suspensión del Megane de esta unidad es de tipo McPherson en la parte delantera, mientras que en la parte trasera nos encontramos con un sistema de suspensión de brazos tirados por barras de torsión como elemento elástico. El muelle en esta suspensión es helicoidal siendo el movimiento de cada brazo independiente al otro, aunque el eje torsional limita el movimiento independiente de las ruedas de cada lado, para ello se ha eliminado la barra estabilizadora debido a que el eje torsional hace esa función. A pesar de ello, el tarado de la suspensión es bastante bueno y proporciona un confort de marcha elevado y absorbe los baches suave y notablemente.

Motores

La gama de motores del Megane destaca por su gran número de opciones, aunque todos actualmente son turboalimentados y tienen la función Stop/Start. Su variedad de motores está compuesta por un total de 7 mecánicas: donde en las motorizaciones de gasolina existen 3 opciones, con un bloque de 3 cilindros en las versiones 1.2 TCe de 100 CV y 130 CV, mientras que es de 4 cilindros para la versión más Racing del Megane, como es el 1.6 TCe de 205 CV, y el próximo RS que está terminándose de hornear. Por la otra cara de la moneda existen 4 mecánicas diésel, aunque en este caso todas son bloques de 4 cilindros, donde nos encontramos dos 1.5 dCi, con potencia de 90 CV y 110 CV, siendo esta última la motorización con la que se ha realizado la prueba, y por último con las mecánicas más potentes en diésel que serían los 1.6 dCi con 130 CV y 165 CV.

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (61).jpg

Observación: El 1.5 dCi de 110 CV que incorpora el Megane que utilizamos en la prueba es la misma motorización que equipa el Nissan Pulsar con la denominación 1.5 dCi y el Mercedes-Benz Clase A 180 CDI que, a pesar de denominarse así, su cubicaje es de 1.461cc haciendo referencia al mismo bloque motor que el 1.5 dCi del Megane. De modo que para aquellos a los que persistía la duda de si el Clase A poseía o no motor Renault, la repuesta es afirmativa y no ambigua, porque también podríamos pensar, dándole la vuelta, que “el motor que lleva el Megane es de Mercedes”, en este caso el razonamiento es incorrecto debido a que el motor 1.5 dCi de Renault hace referencia al motor identificado por el código “K9K” cuyo bloque motor nace y se empieza a instalar en la 2ª generación del Megane en el año 2002. Entonces, otra de las preguntas que se hacen muchos es: ¿Por qué Mercedes ha optado por escoger un motor Renault en vez de ellos fabricar uno? Muy sencillo, hay que pensar que la investigación, desarrollo y fabricación de un motor de combustión es muy costoso, y aunque como opción también estaba disponible disfrazar el número de emisiones como otro Grupo Germano, por ello el grupo Daimler prefirió unirse a la alianza Renault-Nissan en 2010 para que el problema que tenían de insertar un motor de acceso para que la Clase A y B fuera más asequible, estuvieran resueltos mediante un pago de menor importe al del desarrollo de un nuevo motor. Por ello, la alianza ha permitido que las tecnologías y futuros desarrollos también fuesen compartidos entre las compañías automovilísticas que lo forman para perfeccionar el producto final ofertado, ayudándose los unos a los otros.

A continuación, se exponen los datos específicos de cada mecánica ofertada:

*Los precios expuestos son desde los que parten la motorización, transmisión y paquete de equipamiento más asequible.

¿Consume mucho?

El Megane 1.5 dCi de 110 cv con caja manual de 6 velocidades, donde en el 65% del uso fue con el modo Comfort, obtuvo un consumo de 4,5 l/km en un trazado de 300 Kilómetros donde se combinó tanto ciudad como carretera, por lo que se trata de un consumo razonable, aunque la diferencia del consumo oficial mixto es de 0,8 l/km, no creemos que resulte difícil rebajar esa marca si nos empeñamos en conseguirlo. Seguidamente se expone los consumos cada una de las motorizaciones y cajas de cambios

Elementos de seguridad

El Megane ha obtenido las 5 estrellas en el test Euro NCAP, lo que significa que no tendremos que preocuparnos ante una imprevista colisión, ya que su habitáculo ofrece gran seguridad, su equipamiento de Serie en Seguridad lo forman:

  • 6 airbags (frontales, laterales delanteros y de cortina).
  • ABS con sistema de ayuda a la frenada de emergencia (SAFE).
  • Control dinámico de trayectoria (ESC).
  • Sistema de fijación ISOFIX en las plazas laterales traseras
  • Control de presión de los neumáticos.
  • Regulador/limitador de velocidad.

Como Extras Opcionales

Estos son algunos de los sistemas de ayuda a la conducción que el Megane puede equipar en caso de adquirirlo en un nivel de equipamiento, mediante packs o por selección de la opción que deseemos:

  • Regulador de velocidad adaptativo.
  • Frenada de emergencia asistida.
  • Alerta de distancia de seguridad.
  • Alerta por cambio involuntario de carril (Incluido en el Pack ZEN).
  • Alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales (Incluido en el Pack ZEN).
  • Detector de ángulo muerto.
  • Proyección de datos enfrente del conductor.
  • Detección de señales de velocidad máxima con alerta en caso de que ésta se supere.
  • Detección de objetos en el ángulo muerto de los retrovisores exteriores.
  • Cambio automático de las luces de cruce/carretera (Incluido en el Pack ZEN).

Conclusión

C:\Users\Cristóbal\Desktop\Cristóbal\ADN Motor\Pruebas\Renault Megane\Fotos\2017-03-17\Tofas\Renault Megane (39).jpg

El Renault Megane de 4ª generación nos ha asombrado por su aplomo, agilidad y sensación de seguridad que nos ha transmitido tanto en autovía como en carreteras secundarias y ciudad siendo dignas cualidades de un coche Premium, con sensaciones muy dinámicas y con ganas de seguir haciendo kilómetros por lo que opinamos que el Megane ha conseguido gracias al trabajo de los ingenieros y diseñadores un compacto muy bueno tanto para el día a día en ciudad como para carretera.

Probablemente, si estás pensando en la adquisición del Megane te estés preguntando, pero… ¿Por cuál me decido, el 1.5 dCi de 110 CV o el 1.6 dCi de 130 CV, ya que dicen que este último es el que mejor acompaña al Megane? Esta elección dependerá de que tipo vías escojas y que cantidad de equipaje te lleves contigo, es decir, si vas a realizar kilómetros que están en el radio de los 100 o 200 kilómetros diarios o semanales de distancia y no abusas del equipaje, escoge el 1.5 dCi. En caso de que, recorras más kilómetros y cargues más el coche e incluso tu camino habitual este compuesto de puertos de montaña, el 130 CV será la mejor opción, ya que supondría la diferencia de 2.850 €, aunque también tener en cuenta el nivel de equipamiento que deseas ya que si te gusta el pack Zen será también una mejor elección el 130 CV ya que con este viene de serie con esa motorización.

En caso de que tus peticiones sean gasolina, me baso en los datos técnicos para ayudarte a tomar la decisión, tenemos el mismo dilema que con el diésel, pero esta vez con las cajas de cambios, ya que la diferencia de precio resulta mínima respecto a la diferencia entre prestaciones que ofrece el TCe 130 CV al TCe de 100 CV, por lo que también tendremos que tener en cuenta el nivel de equipamiento que deseemos con cada mecánica.

Puntuación Total

  • Diseño Exterior: 9
  • Diseño Interior: 8,5
  • Calidad de los materiales: 8,25
  • Espacio y comodidad plazas delanteras: 8
  • Espacio y comodidad plazas traseras: 8
  • Maletero: 7,75
  • Equipamiento de serie: 8
  • Tecnología y Conectividad: 9
  • Motor: 8
  • Conducción: 9
  • Seguridad: 8,75 (5* en Euro NCAP)
  • Relación calidad/precio: 8,5

Total: 8,40

 

Renault Megane (1)
« 1 de 77 »

Deja un comentario